Robots moviles autonomos





El MiR200™ es un robot móvil seguro y rentable que automatiza rápidamente sus tareas internas de transporte y logística. El robot optimiza los flujos de trabajo, liberando personal de forma que usted pueda aumentar la productividad y reducir costes.


Automatice las tareas de transporte y céntrese en las actividades de mayor valor

Una nueva generación de robots móviles autónomos está cambiando la forma en la que los negocios transportan los materiales dentro de las instalaciones, y el MiR200 está a la cabeza. Con una extraordinaria flexibilidad y tecnología inteligente, el MiR200 puede utilizarse prácticamente en cualquier situación en la que haya empleados encargándose de empujar carros o realizar entregas. Ahora es posible automatizar estas tareas, de forma que los empleados puedan centrarse en actividades de mayor valor.

Gran flexibilidad con distintos módulos superiores

El MiR200, con una gran flexibilidad, transporta de forma autónoma hasta 200 kg (440 lbs). Puede equiparse con módulos superiores personalizados, como contenedores, estantes, elevadores, cintas transportadoras e incluso un brazo de robot colaborativo, dependiendo de los requisitos de cada aplicación. Los módulos superiores se cambian fácilmente, de forma que el robot pueda utilizarse para distintas tareas.



Maniobras seguras y programación sencilla

El robot MiR200 maniobra con seguridad evitando colisiones con personas y obstáculos, atravesando puertas y entrando y saliendo de elevadores. Puede descargar los archivos CAD del edificio directamente en el robot, o bien programarlo utilizando la sencilla interfaz online, cuyo uso no precisa experiencia en programación. Es posible adaptar la misión del robot fácilmente utilizando un smartphone, tablet u ordenador conectado a la red.

Sin necesidad de realizar modificaciones en sus instalaciones

Con sensores y cámaras integrados y con un sofisticado software, el MiR200 es capaz de identificar el entorno y tomar la ruta más eficiente hasta su destino, evitando de forma segura colisionar con obstáculos o personas. Sin necesidad de realizar modificaciones en sus instalaciones con cables o sensores caros e inflexibles, el robot ofrece un rápido rendimiento de la inversión, con un periodo de amortización de incluso un año solamente.